Caso práctico: Tribe Training Mallorca
31 Agosto, 2017
¡La revolución del nuevo gimnasio empieza por nosotros!
10 Octubre, 2017
Mostrar todo

¿Está tu suelo preparado para la práctica del Crossfit?

Uno de los retos que más habitualmente encontramos en Project Box cuando vamos a iniciar una reforma o construir un box de Crossfit es descubrir que el suelo no está preparado para poder realizar los ejercicios de halterofilia que la práctica del Crossfit incluye. Reverberaciones excesivas en el forjado del edificio que se transforman en quejas de vecinos, malformaciones del suelo al cabo de pocos meses, vibraciones de la estructura, etc.

Y es que, si bien lanzar 90 kilos desde un Clean puede parecer insignificante, cuando lo multiplicamos por las diez o quince personas que podemos encontrar en una clase, puede suponer un problema que puede llevar al cierre del local. ¡Poca broma!

¿Qué aspectos deberías tener en cuenta para asegurarte que no tendrás problemas con el suelo cuando vayas a construir un box de Crossfit? Vamos con algunos tips que puedan ayudarte:

1 – Vibraciones estructurales:

Debes ser consciente que existen dos vías para la transmisión del ruido, una es la aérea, que es la más evidente, pero también existe una que en el caso de la construcción de un box de Crossfit, puede ser la más peligrosa, y es la estructural.

Cuando lanzamos una barra tras un ejercicio, genera dos tipos de vibración. Una, la que produce el propio sonido de la barra al golpear el suelo, la aérea, y otra, que es generada por las vibraciones que el objeto genera al caer al suelo, es el tipo de vibración que hace que nuestros pies tiemblen y que afecta, obviamente, a la estructura circundante. Contra mayor sea el peso, mayor vibración y difusión de estas ondas por la estructura que rodea a nuestro Box, paredes, techo y por supuesto, el resto del edificio.

En el caso de contar con una insonorización suficiente, los vecinos no escucharán las voces, la música y los golpeteos de las anillas o vuestros quejidos al realizar pull ups estrictos, pero si no cuidamos la vibración estructural de nuestro suelo, los vecinos se verán sometidos a las vibraciones que da la estructura cada vez que alguien arrastre un trineo, lance un clean o deje caer una Kettlebell.

Hay que tener en cuenta estos dos tipos de vibraciones, y trabajar muy bien la distribución de cargas del suelo para evitar problemas estructurales. Este es el punto clave, y no tener cuidado puede significar el cierre de vuestro local como ya ha sucedido aquí, aquí, también aquí y aquí. En fin, ya veis que verificar este punto es un asunto MUY serio que no debe ser dejado en manos de gente que no sea profesional.

2 – El emplazamiento del local:

Si vas a construir un box de Crossfit, el lugar donde esté emplazado te dará una pista de cómo será el suelo y si encontrarás algún problema. Verás que la mayoría de Box de Crossfit están ubicados en polígonos industriales, y no es nada casual. Los locales de Crossfit suelen ser ruidosos (>80db), con lo que construyendo en las afuera evitarás quejas de vecinos por excesivas vibraciones y ruidos, de ese modo abaratarás costes al reducir la obra de insonorización del local y sobre todo, reducirás las posibilidades que bajo tu nuevo y brillante box exista cualquier construcción como parkings o vías de metro.

Si tu local está ubicado en el bajo dentro de alguna gran ciudad, aunque tendrás obvias ventajas, el número de problemas relacionados con el suelo puede aumentar. Imagina que existe un parking debajo del edificio con una altura por planta de 3 metros y con un suelo excesivamente estrecho. En ese caso, cada vez que lances la barra se generará el mismo efecto que el causa un tambor, amplificando el sonido y la vibración. ¡Hay que poner mucha atención a lo que nos podemos encontrar debajo de nuestro Box y actuar en consecuencia!

3 – Antigüedad de la construcción:

¿Cuál era el uso que se le daba antiguamente a tu local? ¿Desde cuándo está construido? No es lo mismo que fuera una tienda de moda a un taller de coches. Las cargas que se soportan en los ejercicios de halterofilia, como hemos comentado anteriormente en el ejemplo del Clean, suelen ser altas. El estrés al que el suelo de nuestro gimnasio se verá sometido va a ser alto, con lo que dependiendo del uso que se le haya dado anteriormente al local y la preparación previa del suelo tendremos que investigar si estará adaptado para soportar dicho estrés y no tendrá roturas o grietas con el paso del tiempo.

Dependiendo de la antigüedad deberemos tener en cuenta el nivelado del suelo y su grado de humedad, un suelo mal nivelado o combado en ciertas partes puede traerte un dolor de cabeza si no se revisa con anterioridad, ya que hay que estudiar el problema antes de acometer la reforma. ¡Nadie quiere sorpresas una vez abierto el local!

Por supuesto, antes de poner el revestimiento de caucho o de goma correspondiente debes tener en cuenta el tipo de suelo que habrá debajo, si es cemento armado no tendrás tanto problema que si existe un suelo de madera, o un suelo con baldosa. Si es el caso, asegúrate de levantarlo antes, o las roturas del suelo debajo del acolchado generarán problemas futuros.

4 – No escojas cualquier suelo de goma para proteger tu suelo:

Si todo el suelo cuenta con las condiciones suficientes y has asegurado una insonorización tanto estructural como aérea, el último paso es por supuesto escoger con cuidado una protección adecuada, en goma o caucho, y que responda correctamente y que ofrezca la calidad que buscas. Gracias a que todos los proyectos que ejecutamos son “llave en mano”, en Project Box nos encargamos de encontrar el mejor suelo para tu local. Revisa su grosor, ya que pavimentos excesivamente gruesos aumentarán el rebote y aunque aislarán de mejor manera, podrán ser un problema a la hora de realizar otro tipo de ejercicios, y otros más delgados, supondrán un problema y no se solucionarán todos los inconvenientes que hemos descrito arriba.

5 – Déjalo en manos de profesionales:

Sí, lo sabemos, puede parecerte un consejo muy obvio teniendo en cuenta que nos dedicamos precisamente al diseño y construcción de Box de Crossfit, pero es que adecuar el pavimento de tu proyecto es un punto muy importante. Sólo hay que echar una breve búsqueda en google o ver alguno de los ejemplos que hemos puesto arriba para ver la enorme cantidad de Box de Crossfit que deben cerrar porque los vecinos han interpuesto alguna demanda y tras una inspección, se ha comprobado que el local no estaba correctamente acondicionado.

Es por eso que nuestro último consejo es que cuentes con profesionales que te asesoren y que te ayuden a tramitar todos los permisos necesarios, que conozcan la legislación sobre permisos en tu comunidad autónoma y de ese modo, asegurarte que no existan sorpresas futuras que obliguen a acometer reformas que puedan suponer un desembolso inesperado.

Esperamos haberte ayudado, por supuesto, si estás pensando en abrir próximamente un box de Crossfit, no podemos dejar de aconsejarte que contactes con nosotros y estudiaremos tu proyecto como si fuera nuestro. Nos encantan los retos, y sería genial que tu local fuera el próximo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *